Centros intermitentes: ecosistemas afectivos

Adriana Flores <3, Gracia Doré Luévano <3, Javier Zugarazo Tamayo <3

Estos textos intermitentes, escritos a seis manos, fueron publicados originalmente dentro del Festival de Arte Nuevo de la Secretaría de Cultura del Estado de Chihuahua, y que se complemento con una video charla entre las autoras.


GD: Camino en dirección a mi casa, mi experiencia vial casi siempre es la de una transeúnte promedio, los autos (o personas con autos) subestiman a quienes vamos a pie, por eso agradezco aquellos que, mientras espero en la banqueta, me dan el paso e invitan a los que vienen atrás a imitarlos, encienden sus luces intermitentes mientras con una seña de “adelante, apresura el paso” dan entrada a cruzar.

Son pequeños gestos como estos los que a veces siento que nos acercan a esos ecosistemas utópicos, gestos que pueden tener dimensiones más grandes e impactar en muchas otras áreas como el arte y la cultura, ¡vamos! es el área de la que nos importa hablar aquí.

AF: Jadeante del trayecto en bici a casa después de ocho horas del ‘trabajo de oficina’, llegó a casa para descalzarme, y sacarme los jeans que contienen los bordes suaves de mi cuerpo. Como un bocadillo antes de entrar en la siguiente fase del día: ‘los proyectos personales’. 

Hoy me preguntaron si el proyecto de Intercuraduria tenía una lista de artistas predilectes con los que nos gustaría trabajar. Contesté que sí, por supuesto. Su tono inquisitivo me hizo sentir como si existiese una lista dorada, una selección de artistas más hot del momento. A lo qué pensé que curiosamente no hemos hecho una exhibición este año. No por falta de ganas, sino porque hemos estado en un ritmo de trabajo constante, bajo un ambicioso programa que hasta ahora, ha girado en torno a la curaduría y sus centros de encuentro con otros enfoques pedagógicos en diálogo con personas que desde otras latitudes, otros centros, nos comparten sus metodologías y formas de trabajos desde una red de apoyos. Pensé en lo determinante que se vuelve una exposición para algunos, casi como la lectura de tu carta astral para saber quién eres. 

Las exhibiciones vendrán después. Por ahora, bajo el impulso de autopublicación editorial hemos podido entablar diálogos con voces que exploran otras prácticas colaborativas entre artistas-curadores-gestores. La búsqueda de relaciones horizontales, inclusivas y afectivas, es una constante común en las conversaciones de este último año. ¿Será que el encierro nos ha hecho más conscientes de la necesidad de parar y poder mostrar nuestra vulnerabilidad emocional sin temor a ser juzgados? 

JZ: Gongora, onomasiología y la sirenita, sin faltar un ataque de ansiedad: así fue mi lunes. La ansiedad sucede seguido, a menudo por acumulación de impulsos sensitivos, por estrés o por la constatación de mi propia incapacidad. Me nublo, me irrito. Algunas veces me tiemblo. En confinación la vida me transcurre lenta y pesada, de lunes a viernes no salgo más que al estudio a trabajar, está a 15 minutos de mi casa. Cuando puedo regreso a casa a comer. Otros días como hoy se me olvida comer. Trabajar absorbe tanto que todo pasa tan desapercibido como la tormenta de esta tarde, de la que sólo me percaté por un relámpago que se reflejó  en la ventana de enfrente y de ahí a mis ojos. Estoy cansado, aún tengo tensas las mandíbulas. Vine aquí a hablar de arte, pero hoy no puedo.

GD: Hoy fue un día “inhábil” en el trabajo. Nos fuimos a tomar un café para ponernos al día, terminamos hablando del trabajo, por supuesto. Les comentaba a mis amigas esto que Javier nos contaba en cuanto a los centros intermitentes, Angélica dijo: “claro, en gestión son los espacios temporales de excepción” y pensé en los centros como focos de navidad intermitentes, mientras uno se enciende, otro se apaga, pero siempre hay luz. Que cansado es estar siempre activa, siempre pensando en qué sigue. Leo a Adriana y Javier y aunque ejercemos como centros distantes coincido totalmente con las dinámicas de exigencia y que a veces, sin darnos cuenta, ya las estamos reproduciendo. ¿cómo construir ecosistemas afectivos sin desgastarnos en el intento? Llevo casi un mes sin subir contenido de mi proyecto a IG ¿Esta culpa ya tiene nombre?

Lee Kun-Yong, The Logic of place, Gelatin silver print / 23.8 x 33 cm 

AF: Hoy vi estas dos imágenes en un post de Instagram que me pareció adecuado traer a estas reflexiones compartidas sobre los centros de agencia que se ejercen desde nuestros proyectos, en un afán más cercano a querer descentralizar la atención hacia otros puntos de encuentro. ¿Cuándo se está afuera, si en realidad todo el tiempo se está fuera de otro círculo aún mayor del denominado ‘circuito del arte’? 

Que poderoso resulta entonces, el reconocimiento entre iniciativas afines,  para crear una red de apoyo mutuo que no se atenga al poder capital desde un punto geográfico, sino que su funcionamiento se parezca más bien al de un circuito eléctrico, en el que cada nodo irradie luz intermitentemente, sabiendo aprovechar el impulso eléctrico/ apoyo que le brindan otros nodos y al mismo tiempo saberse parte elemental de este circuito. Dar luz y dejarse ser iluminado. Es una posibilidad. 

¿realmente queremos estar dentro o pertenecer a ciertos círculos que oprimen nuestras prácticas creativas? Creo que la conversación está orientada a ¿cómo podemos romper con estos círculos cerrados de validación? ¿podemos entablar relaciones que refuercen la riqueza de lo que se produce en la periferia? ¿cómo mantener un circuito abierto? Yo quiero creer que sí aunque aún no sé bien cómo, pero al menos tengo esa disposición que como dice Gracia, son pequeños gestos que nos acercan a esos ecosistemas utópicos. 

JZ: Hoy estuve pensando en el peligro de asumirme como centro o como un alguien con agencia, reconocí un temor al delirio que esto implicaría: navegar a la deriva y naufragar en una isla, convertirme en un Crusoe y replicar una estructura imperial como él lo hizo durante sus 28 años en la isla.

Naufragar en la cabeza de Lucía Bosé, abordar un bajel y navegar en un paraje inutil, seco y roto, pero de perpetuo Azul Klein, tan despreciado ya del agua y viento donde “ha llovido tanto que no tiene nada más que ocultar”.

Llegar a la isla-centro y quedar pasmado con la soledad. Ser indiferente a la agitación perpetua del mar y a las fuerzas del viento.

Debería dejar de escribir sobre este poema de Juan de Jauregui. O tal vez de eso se trata, de contaminar y contaminarme, de empaparme, de dejar suceder la tormenta. De formar una flota pero no de conquista y descubrimiento, sino poner en navegar el fin, de lanzarnos a la deriva juntos, crear propios astrolabios y seguir estrellas de cosmos distintos. 

No yacer ausentes de la selva cara,

do el verde ornato conservar pudiera

No seguir los pasos de Indonesia, conservar la capital en Yakarta y dejarla devorar por el mar.

GD: No puedo dejar de pensar en lo vulnerable de esta intervención, la humanidad detrás de los proyectos. Mercurio retrógrado termina este domingo, nunca sé cuánto creo en la astrología, esto no le quita complicación a la virtualidad y aunque se nos presenta con una promesa de borrar centros la verdad es que el acceso a contenidos es una proyección de la misma realidad. Trabajar con proyectos que se construyen en línea nos mantienen dentro de un no lugar constante, donde nos llevamos la chamba a todos lados, todo el tiempo. Pienso en el temor a convertirse o asumir la responsabilidad de ser un centro y trato de confiar en el afecto con el que se hacen las cosas, así como la conciencia respecto al otrx con la que asumimos nuestra posición en este ecosistema.

Navegar, parar, tal vez anclarnos tantito en una isla, podemos darnos asilo entre todxs ¿suena cursi? tal vez, pero es porque soy libra. 


Adriana Flores. Es historiadora de arte de formación, gestora cultural y curadora independiente de profesión. Sus líneas de interés van sobre el análisis de redes que se tejen entre artistas, curadores y espacios independientes para visibilizar formas colaborativas de trabajo al margen de la institución. Así como la reflexión profunda de afecciones y afectaciones que acontecen en acompañamientos curatoriales y finalmente, prácticas pedagógicas en su dimensión relacional. Ha impartido cursos y talleres sobre historia del arte y curaduría contemporánea. Es egresada de la Licenciatura en Historia del Arte y Gestión Cultural de la UAA (AGS), cursó el diplomado de Curaduría en Casa Lamm (CDMX) y en el Centro de las Artes de San Agustín (OAX). Ha curado y coordinado exposiciones para Galería México Antiguo (CDMX), Spring/Break Art Show (NY), Good Weather (AR). Es co-fundadora de Intercuraduria y coordinadora del archivo del grabador Guillermo González.

Gracia Doré. Originaria y actual residente del norte de México, su accionar se desarrolla entre procesos curatoriales, editoriales y de educación que parten desde el propio territorio. Actualmente lleva la dirección de Aridamérica, proyecto que busca acoger la investigación, producción y divulgación del arte contemporáneo que se genera desde Chihuahua y el norte del país, apoyado por el Patronato de Arte Contemporáneo en su emisión 2020 y 2021 así como por Fundación. Jumex AC 2021. Docente y encargada de la jefatura de difusión de Artes visuales en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Forma parte del colectivo multidisciplinario Grieta enfocado al Arte desde el género y lo colaborativo.

Javier Zugarazo. Editor de la revista Chiquilla te quiero de arte en México y América Latina y su versión digital Chiquilla electrónica. Licenciado en Artes Visuales por la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México y estudiante de Lengua y Literatura Hispanoamericanas en la misma universidad. Se ha desarrollado en las áreas de curaduría, museografía, gestión y edición dentro de proyectos independientes y en espacios museísticos gubernamentales (Museo de Arte Carrillo Gil y Museo de la Ciudad de México). Ha tomado diplomados y cursos de especialización en escritura, crítica de arte, curaduría, museografía y fenómenos culturales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s