Experiencias curatoriales en Bolivia: Juntucha-Hiperenlaces

José Arispe Rodríguez <3

JUNTUCHA-HIPERENLACES fue un ejercicio expositivo que se llevó a cabo el pasado mes de marzo en el Estudio 1 del Museo Nacional de Bolivia, y que reunió experimentos de 6 artistas jóvenes. Esta colaboración para Chiquilla electrónica consta de dos partes, en esta primera el curador del proyecto, José Arispe Rodríguez comparte como se originó el proyecto y una reflexión sobre la tarea curatorial en el contexto boliviano. En la siguiente entrega abordaremos las piezas y artistas que conformaron la muestra.


La propuesta curatorial de JUNTUCHA-HIPERENLACES inicia el 2020 con la inquietud de conocer artistas jóvenes, curiosos en arte, estudiantes y jóvenes interesados en disciplinas artísticas. En medio de las cuarentenas en Bolivia y con los amenazantes contagios en lugares públicos, no veíamos forma de poder tener el contacto que pretendíamos alcanzar con los jóvenes. No se podía realizar actividades culturales, las medidas de bioseguridad del municipio eran de estricta precaución, así que nos preguntamos ¿Cómo podemos conocer, compartir y descubrir expresiones artísticas de jóvenes que estén trabajando en propuestas actualmente? Fue así que buscamos facilitadores en disciplinas de cine, fotografía, performance y sonido para poder abrir espacios cortos de formación en formato virtual. Organizamos los talleres de Memoria, Montaje y Poder por Sergio Zapata y Mauricio Ovando; Objeto, Carnalidad y Virtualidad por Samadi Valcarcel; Fotografía experimental por el colectivo de mujeres WarmiPhoto; Laboratorio de creación a partir de prácticas de escucha por Cristina Collazos y Ricardo Schnidrig; además de El Arte de dar Instrucciones a cargo de mi persona. Fue a partir de estos espacios de formación alternativos que dialogamos con los facilitadores a inicios del 2021 para escoger a un integrante por taller para ser parte de los procesos de elaboración de un experimento artístico a ser presentado como exposición en el Estudio 1 en el primer trimestre del año, al cual denominamos JUNTUCHA-HIPERENLACES.

Los museos actualmente pasan por grandes desafíos de la era contemporánea. Repositorios de colecciones de arte, guardianes del patrimonio nacional, los museos hoy necesitan replantear sus formas de existir. Por un lado, un museo nacional se manifiesta por ser la principal institución pública que dialoga a partir de la reflexión de los imaginarios del estado-nación. Esto da al Museo Nacional de Arte una responsabilidad singular diferente de otros repositorios. Por ejemplo, esto se refleja en las relaciones que el museo establece con los diferentes actores del medio artístico boliviano y relaciones con el público. Por consiguiente, es responsabilidad del museo identificar las características de los actores culturales de su entorno en las diversas disciplinas artísticas. ¿Cuál es el relacionamiento que el museo quiere tener con los artistas que comienzan sus carreras?  

En ese sentido la labor curatorial de la exposición JUNTUCHA-HIPERENLACES no solo fue de carácter técnico: como la supervisión del montaje y registro de ingreso de obras al espacio; sino comenzó como una aventura por acercarnos a los artistas emergentes de la escena local.  Los artistas de esta muestra no pasan de los 25 años, para algunos de ellos esta fue su primera exposición colectiva, otros encontraron las dificultades comunes de realizar una obra en un corto tiempo y de transmitir sus mensajes de maneras no tradicionales. De esta manera me tocó acompañar el desenvolvimiento de cada obra, algo así como una tutoría, que tenia lugar en reuniones donde todo el grupo comentaba y daba feedback a su colega artista. Esta forma de trabajo parecía que no iba a tener éxito, se sabe que muchos artistas prefieren la soledad de sus talleres para generar ideas. Sin embargo, este grupo de artistas mostraba organización grupal y mucho compañerismo.  Identificar estas energías en colectivos de artistas me pareció muy interesante, ya que son características propias de una generación. El formato de trabajo del “artista solitario” ha cambiado drásticamente y hay una búsqueda más por los formatos comunales, además de demostrar un aprovechamiento en el uso de las redes sociales y del internet de maneras cotidianas. 

Es gracias a la búsqueda por el arte emergente que despertó esta muestra, la cual fue modesta, que obtuvimos un panorama de la escena local, y principalmente paceña ya que cinco de los artistas eran de la ciudad de  La Paz y una artista de Cochabamba. Por otra parte, esta experiencia revela el oficio del curador en nuestro contexto, el cual nació de manera improvisada ya que en el medio educativo en Bolivia no existe la profesionalización en museografía o museología. Los curadores que se levantan en Bolivia, muchas veces son artistas, o profesionales relacionados a la cultura, algunos formados en el extranjero en disciplinas culturales y/o artísticas. Sin embargo, ¿es el curador sólo un técnico en museografía? La identidad de este oficio ha cambiado mucho en los últimos años, pero sus problematizaciones tuvieron lugar más en el medio europeo y norteamericano de donde viene el sistema del arte. Sin embargo, estos problemas son ajenos a los nuestros. En la muestra Juntucha-Hiperenlaces el rol del curador fue de ser mediador entre los artistas, fue una iniciativa intencional de agrupar a estos jóvenes para la organización de la muestra, relacionarlos y crear una “juntucha” (esta palabra de origen aymara, que se usa de manera castellanizada informal con el significado de reunión variada o agrupación mixta). En este sentido un objetivo curatorial era que cada artista presente sus propuestas haciendo que sus ideas partan de un estado vulnerable, ya que cuando se comparte ideas con el otro es cuando nos damos cuenta si podemos defenderla o no. Una vez pasada esta primera etapa los artistas encuentran motivación por haber transmitido sus ideas al grupo y que tuvieron la oportunidad de ser escuchados.  Comunicar ideas de arte no es una tarea fácil, creer en una idea artística es una acción valiente, realizarlas es una labor noble. ¿Dónde encontrarán los artistas emergentes aliados que se tomen el tiempo de escuchar sus ideas? Las escenas locales, agrupaciones, movimientos culturales, colectivos artísticos, etc., llevan hacia adelante esta tarea, de ser lugares de reunión y repositorio de ideas que fomentan y empujan el conocimiento artístico emergente. El Estudio No1 del Museo Nacional de Arte en Bolivia a través de la muestra JUNTUCHA-HIPERENLACES se suma a ser un dispositivo para artistas emergentes.  Son vitales los espacios de reunión de ideas, no importa si son malas o buenas ideas, tampoco el grado de conocimiento sobre arte que los individuos puedan tener, lo importante es el intercambio vivo que el arte ocasiona en un sitio.      


José Arispe Rodríguez es curador artista visual, fotógrafo, bailarín, cineasta y docente. Graduado del programa de maestría en Estudios de Cultura Contemporánea en la Universidad Federal de Mato Grosso, Brasil. Es coordinador principal del proyecto Estudio Nº1 del Museo Nacional de Arte (Bolivia), espacio dedicado a las expresiones experimentales para jóvenes y responsable de muestras en arte contemporáneo. Es docente del Programa de Estudios Descoloniales del mismo museo y de la disciplina Filosofía del Arte Contemporáneo en la Universidad Privada Boliviana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s